En la Primera Brigada de Infantería “Mariscal Zavala”, ubicada en la zona 17 capitalina, el presidente de la República, Alejandro Giammattei, participó en una ceremonia donde recibió el saludo del Ejército y el bastón de mando que lo acredita como Comandante General de las Fuerzas Armadas.

Junto al ministro de la Defensa, Juan Carlos Alemán Soto, el mandatario manifestó que “estoy aquí por la decisión democrática de los ciudadanos”, con quienes ha adquirido un compromiso, “sin excluir a nadie”.

Aseguró que está “consciente de los retos que afrontamos” y que solo el profesionalismo y preparación constante de todos los integrantes del Estado permitirá salir avante como nación. “Para las fuerzas armadas esto no es un impedimento, ya que es su naturaleza, es lo que los caracteriza”, subrayó.

Refirió que en el tercer pilar del Plan Nacional de Innovación y Desarrollo “hemos establecido las acciones concretas que involucran a esta institución armada”, como el fortalecimiento del orden interno, custodia de las fronteras, atención a los desastres y la cooperación internacional para la paz. “Estoy convencido que pondrán todo su esfuerzo para contribuir a este objetivo”, señaló.

En ese contexto, expuso que “las unidades del Ejército se enfocarán en estar presentes en cualquier parte del territorio nacional en el menor tiempo posible”, permanecer en el lugar aun cuando las condiciones sean adversas, operar con personal entrenado y “al que equiparemos adecuadamente”, a fin que cumplan con los mandatos constitucionales y brinden su apoyo a las instituciones, pero, especialmente, a la ciudadanía.

Anunció que se establecerá una coordinación entre el ejército de Guatemala y el de Colombia para luchar en conjunto contra del tráfico de drogas, de armas y de personas. Agregó que como Comandante General se comprometía a “guiarlos con liderazgo para alcanzar los objetivos que nos trazamos durante estos cuatro años”.

Finalmente, solicitó a la ciudadanía su participación, porque “solamente trabajando en equipo podemos lograr la construcción de una Guatemala diferente”.

El ministro Alemán Soto expresó que “nuestra lealtad y obediencia a usted, como Comandante General, constituye la materialización del respeto a la constitución, las leyes y de nuestra fundamentalismo militar” y enfatizo que “nuestro propósito es trabajar para construir un mejor futuro”.