El Gobierno del Presidente Alejandro Giammattei tiene entre sus prioridades la administración de la vacuna contra el COVID-19 para el sector salud. La titular del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), Amelia Flores, estimó hoy que la cobertura alcanzará al 80 por ciento de ese sector durante marzo.

 

El porcentaje corresponde a aproximadamente 135 mil personas que laboran en establecimientos de salud y de instituciones de rescate, de las cuales 29 mil 963 (23 por ciento) han recibido la primera de dos dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus, de acuerdo con los datos del MSPAS registrados
hasta el sábado anterior.

La ministra Flores reiteró en rueda de prensa en el Palacio Nacional que la inmunización del personal de Salud es una prioridad y que se proyecta concluir la administración de la primera de dos dosis de la vacuna en las próximas semanas.

A propósito enumeró las tres metas “aceleradas” del Plan Nacional de Vacunación, que son la cobertura del 80 por ciento de los trabajadores de los establecimientos de salud para el próximo 30 marzo, un nivel de vacunación de al menos 10 mil dosis diarias en los próximos 15 días y comenzar el próximo mes la segunda fase del Plan, que beneficiará en su orden a unas 795 mil 523 personas de 70 años y más de edad, adultos de 50 a 69 años con comorbilidades y adultos de 50 a 69 años.

La ministra de Salud indicó que se trata de metas ambiciosas que se pueden cumplir, pues el trabajo previo está bien encaminado, con la colaboración de todos los sectores de la población.

Precisó que hasta las 11:00 horas de ayer domingo se había administrado la primera dosis de la vacuna a 31 mil 24 personas, incluidas 2 mil 970 comadronas, lo cual es importante, pues se trata de mujeres que son líderes en su comunidad y ayudan en la divulgación de los beneficios de las vacunas
en general.

Afirmó que los controles del MSPAS han garantizado que la vacuna contra el COVID-19 se administre únicamente los trabajadores de los establecimientos de salud y de instituciones de rescate y descartó que algún funcionario o líder político se haya beneficiado en esta primera fase del Plan de Vacunación.

La ministra de Salud aseveró que existe una creciente competencia en el mundo por el mercado de las vacunas, lo cual ha complicado concretar la compra del medicamento, pero el Gobierno de Guatemala continúa los esfuerzos con diferentes laboratorios y el mecanismo COVAX para adquirir las dosis mediante compras con recursos propios y donaciones.

Exhortó a la población a cumplir las medidas preventivas como el uso de la mascarilla en todo momento, el lavado constante de manos, guardar la distancia física y evitar aglomeraciones.

Puntualizó que ser “rigurosos” en la atención de las recomendaciones evitará rebrotes de la pandemia, sobre todo a partir del período de vacaciones de la Semana Mayor.

Share Post