El Presidente Alejandro Giammattei y el ministro de Cultura y Deportes, Felipe Aguilar entregaron el expediente con el que el Gobierno de Guatemala propone que la Semana Santa guatemalteca sea declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Esta nominación fue realizada ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés).

“Esta es la segunda de varias solicitudes que se harán a la Unesco para que el mundo conozca y reconozca que en Guatemala tenemos una cantidad impresionante de cosas que deberían ser Patrimonio de la Humanidad”, señaló el presidente Giammattei.

En ese sentido, el mandatario recordó que en el país existen 3 mil 524 sitios arqueológicos y la nación tiene experiencias gastronómicas por ofrecer a nivel mundial.

No obstante, el Presidente afirmó que la nominación de la Semana Santa permitirá que los guatemaltecos valoren las características únicas que posee el país.

Ante esto, explicó que la Semana Santa no se conmemora solamente durante siete días al año, sino que implica una planificación de las actividades que se realizan anualmente.

“No es solo una semana, sino que representan semanas de preparación de lo que se hará al siguiente año: de los vestidos que se utilizarán, el orden de los turnos, el diseño de las alfombras o las flores que se destinarán para el festejo”, enfatizó el gobernante.

Herencia histórica

Por su parte, Aguilar comentó que la Semana Santa guatemalteca representa una tradición familiar, pues es de generación en generación que se aprenden las costumbres propias de la época.

“Es en familia que se aprende a amar, entender y vivir la Semana Santa. Además, con el tiempo la Semana Santa se ha convertido en un reflejo de nuestra identidad y una fiesta nacional”, recalcó.

Entrega de expediente

Según el Ministerio de Cultura, el expediente que se entregó a la Unesco incluye elementos como los cortejos procesionales, velaciones, huertos, alfombras, representaciones teatrales de la Pasión de Cristo, conciertos de música sacra, marchas fúnebres y devocionarios.

La representante de Unesco, Lucía Verdugo, explicó que el expediente contiene todos los argumentos y evidencias para que la organización considere la aprobación de la Semana Santa como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

“Todas las nominaciones para Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad debe ser algo que puede ser compartido. También que tenga un recorrido histórico en la consolidación de la sociedad a la que pertenece y que tenga elementos que sean herencia cultural e histórica que haya que preservar”, afirmó.

 

 

Share Post