Iniciativa presidencial promueve penas más drásticas en contra del «coyotaje»

Ene 17, 2022

El presidente Alejandro Giammattei recalcó la necesidad de impulsar acciones legales conjuntas y endurecer las penas para combatir a los grupos del crimen organizado transnacional dedicados al tráfico de personas en Centroamérica.

El Gobierno de Guatemala impulsa gestiones ante los de México y Estados Unidos en ese sentido y promoverá ante los ocho países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) la homologación de leyes para luchar contra los “coyotes” o traficantes de personas.

Además de Guatemala y El Salvador, sede del organismo centroamericano, el SICA – que representa el marco institucional de la integración regional- está formado por Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice y República Dominicana.

“Tenemos que alinear la política migratoria y las sanciones en Guatemala, México y Estados Unidos” para combatir esta práctica del crimen organizado transnacional, que genera a los “coyotes” o traficantes de personas en Centroamérica un negocio de más de cuatro mil millones de dólares al año, reiteró el mandatario en una entrevista con un noticiero de la televisión nacional.

Adelantó que el ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo, promoverá con sus colegas de las naciones del SICA, la homologación de leyes y sanciones para combatir este delito de manera conjunta en la región.

Ratificó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, apoya la propuesta guatemalteca y que se gestiona ante el gobierno estadounidense que declare a los traficantes de personas como autores de un delito federal y que sean capturados y extraditados al país del norte.

De esta manera, las autoridades guatemaltecas podrían detener y extraditar a los “coyotes” y proceder a la extinción de sus bienes adquiridos de manera ilícita.

Destacó que la iniciativa de captura y extradición de los traficantes de personas fue planteada a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, en la visita a Guatemala de junio pasado y en conversaciones por la vía telefónica.

En la más reciente conversación con la vicepresidenta Harris ofrecimos que el gobierno guatemalteco presentaría al Congreso de la República una iniciativa de ley para endurecer las penas contra los “coyotes” antes del 15 de enero y cumplimos. La propuesta fue oficializada ante los diputados el pasado 14 de enero, apuntó.

En Guatemala “es una ley urgente”, que esperamos se estudie y autorice en el menor tiempo posible, expresó el presidente Giammattei, quien detalló que la iniciativa propone subir las penas de prisión contra los “coyotes” de diez a 30 años y en caso de muerte del migrante la sanción será de 50 años.

Dijo que, para dar seguimiento a las gestiones, el embajador de Guatemala en Estados Unidos, Alfonso Quiñónez Lemus, se reunirá esta semana con la congresista de ese país, María Elvira Salazar, con el fin de impulsar entre el gobierno de Washington la propuesta guatemalteca de captura con fines de extradición de los traficantes de personas.

El presidente Giammattei puntualizó que el endurecimiento de sanciones y la homologación de leyes contra los “coyotes” son necesarias para detectar y erradicar casos como el ocurrido la madrugada del domingo en una carretera de Veracruz, México, en el que 395 migrantes -294 de ellos guatemaltecos- viajan en el área de carga de un tráiler, hacinados y en riesgo de morir por asfixia.