El presidente Alejandro Giammattei informó la decisión del Gobierno de decretar estados de prevención en los municipios de Mixco y San Juan Sacatepéquez, a fin de combatir la delincuencia, sicariato, extorsiones y a los grupos organizados en pandillas y maras.

En un mensaje televisivo dirigido al pueblo de Guatemala, el mandatario comentó que esta decisión fue tomada durante la primera reunión de ministros, realizada ayer en Casa Presidencial.

“Esta operación se denomina Recuperación y control uno y tiene objetivos muy específicos: proteger la vida e integridad física de personas amenazadas; cuidar sus bienes; prevenir el delito, pero sobre todo brindar seguridad a la población y llevar la paz a lugares donde se perdió desde hace mucho tiempo”, especificó el mandatario.

Advirtió que en estos operativos el Gobierno garantizará los Derechos Humanos, sin olvidar el respeto de los derechos de las víctimas. Anotó que el plan contempla la coordinación de acciones entre Policía Nacional Civil, Ejército, Ministerio Público y otras agencias, incluso internacionales.

“El objetivo es menguar la creciente ola de criminalidad que se está viviendo, en la que participan personas de otros países”, subrayó.

“Vamos a perseguir, a partir del día de hoy, sin descanso y durante las 24 horas del día a estos criminales que nos han tenido de rodillas”, expresó.

Aprovechó para pedir el apoyo de la ciudadanía, para lo cual invitó a llamar a los teléfonos 110 y 1575, para que denuncien a los criminales que extorsionan, amedrentan y “que imposibilitan que los guatemaltecos” vivan en paz y tranquilidad.

“Díganos donde están, díganos quiénes son y nosotros nos encargaremos de perseguirlos”, manifestó, al tiempo de advertir que los ciudadanos no tienen que identificarse para presentar las denuncias.

“Si usted y el Gobierno trabajamos de la mano vamos a hacer que nuestra ciudad y nuestro país sean seguros”, concluyó.