Discurso del señor presidente de la República, Dr. Alejandro Giammattei, con ocasión de la entrega del segundo informe de Gobierno al Congreso de la República.

Ene 14, 2022

Hoy, cumpliendo con los principios de rendición de cuentas y transparencia, me complace presentar al pueblo de Guatemala el Informe General del Organismo Ejecutivo de la República correspondiente al año 2021, que detalla los principales logros, pero sobre todo los desafíos de la Política General de Gobierno 2020-2024.El informe no solo muestra los avances del segundo año de gobierno, sino hace una evaluación de la mitad de mi gestión, la cual permite medir los aciertos y desafíos del gobierno desde una perspectiva estratégica para reorientar la planificación y la inversión pública.

Reconociendo que este ha sido otro año difícil para nuestro país debido a los efectos acumulativos de la pandemia del COVID-19, que ha afectado no solo la salud y la economía de los ciudadanos, sino que lamentablemente ha cobrado muchas vidas. El año 2021 fue un año complicado a nivel mundial, y Guatemala por supuesto no fue la excepción. Sin embargo, gracias a esa gran mayoría de guatemaltecos que han atendido las medidas de bioseguridad, de prevención recomendadas y, sobre todo, han atendido el llamado a vacunarse contra el COVID-19, hemos logrado mitigar la expansión de esta pandemia.

Hemos administrado una cantidad superior a 12 millones de vacunas para la población, que ya abarca desde los 12 años en adelante incluyendo las primeras y segundas dosis y avanzando rápido en la aplicación de la tercera dosis o dosis de refuerzo. Como presidente Constitucional de la República presento mis muestras de solidaridad para todas aquellas personas que han perdido un ser querido, a quienes les externo mis más sinceras condolencias. Asimismo, honro la memoria de quienes han perdido su vida salvando la de otros.

Aprovecho también para agradecer a nuestros médicos, enfermeros, personal de salud en general, bomberos, policías y soldados por su vocación humanitaria y de servicio, quienes están al frente de la batalla y siguen arriesgando sus vidas para salvar a miles de personas, demostrando con ello un alto grado de responsabilidad, de amor a la vida, a sí mismo, a sus familias pero sobre todo, amor a la patria. Aunque el abastecimiento de vacunas fue una situación compleja que tuvimos que asumir como país, buscamos la forma para garantizar el derecho de acceso a la salud de todos los guatemaltecos.

La colaboración entre el Sistema Nacional de Salud y el sector privado resultó en la habilitación de 2,279 camas dedicadas a la atención del COVID-19 y en una mayor capacidad de respuesta con equipo hospitalario para la atención de pacientes. Para la protección de enfermos leves, distribuimos de manera gratuita más de un cuarto de millón de kits de tratamiento ambulatorio. Repartimos 625 mil raciones de alimentos entregadas a familias a nivel nacional en el marco del programa de Apoyo Alimentario y Prevención de la Pandemia.

Las acciones del gobierno, trabajando de la mano con otros sectores y principalmente con los ciudadanos responsables que se han vacunado, se ha visto en la reducción de los contagios, pero especialmente de las muertes por el COVID-19. En los últimos cuatro meses del año, la baja de casos llegó hasta 95 por ciento. De 87 mil 709 diagnósticos positivos en septiembre llegamos a 4 mil 430 casos en diciembre de 2021. Avanzamos en el fortalecimiento del sistema de salud pública con la construcción y remozamiento de unidades de la red hospitalaria nacional, y para una mejor respuesta a la emergencia, se realizó una ampliación del hospital temporal del Parque de la Industria, para estar preparados en caso fuera necesario.  Tomamos decisiones difíciles y gracias a eso hoy tenemos un balance entre la atención de la emergencia y el impulso a una economía que da muestras de dinamismo, expansión y crecimiento.

Mientras el mundo se caía a pedazos, Guatemala no solo resistía, sino que crecía. Y este no es un logro de gobierno, este es un logro de todos los guatemaltecos. Sin duda alguna, un logro histórico es el crecimiento económico de 7.5% del Producto Interno Bruto. En medio de la pandemia. Para esto se tomaron medidas contra cíclicas por las autoridades monetarias y fiscales. Hoy seguimos siendo un país estable macroeconómicamente, y ha sido ratificado por las agencias calificadoras de riesgo de manera positiva con un sistema financiero solvente y sólido, lo que garantiza y genera confianza a los inversores.

Hemos mejorado las exportaciones. Para el final del 2021 se habían incrementado en 22%,  influidas de manera positiva por la recuperación económica mundial.

Quiero resaltar la estrategia “Guatemala no se detiene”.

Hemos demostrado, y espero que no lo olvidemos, que, con el esfuerzo conjunto entre Gobierno y sector privado, impulsamos la reactivación económica y social y hoy estamos mucho mejor de lo que podríamos haber llegado a pensar. Para los próximos años, siguiendo esta ruta establecida se logrará la transformación económica del país. Gracias a la estabilidad y a las labores de apertura, recibimos más inversión extranjera directa triplicando la meta de US$1,200 millones proyectada de inversión extranjera para 2021, sobrepasando los US$3,000 millones.

Nuestro crecimiento sostenido impulsa el progreso social.  En 2021 registramos más de 100 mil nuevos empleos formales en relación con 2020. Esto significa un crecimiento del 7.8% más de afiliados al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que antes de la pandemia. Es decir, hoy hay más empleo formal que en el año 2019 y ese es un logro de todos los guatemaltecos.Hemos aumentado un 21.3% la recaudación tributaria. Cifra récord que alcanzó 77,625.8 millones de quetzales. Gracias a esa recaudación histórica, el presupuesto de este año no tiene nuevos préstamos.

Esta recaudación permitirá que en 2022 llevemos a cabo proyectos estratégicos de inversión para el desarrollo del país y la generación de mejores condiciones de vida. Habrá un retorno a la sociedad en la mejora de servicios públicos y obras, que se financiarán con el aporte de los contribuyentes, no contraeremos deuda ni para hoy ni para las generaciones futuras. Aprovecho para reconocer el compromiso del Congreso de la República que, acorde con los intereses de la nación, aprobó el Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 2022 por un monto de 106.2 mil millones de quetzales, un hecho inédito desde 2018. Muchísimas gracias señores diputados.

Con el nuevo proyecto de gastos se reforzarán las inversiones en infraestructura, servicios y programas sociales. Asimismo, por haber aprobado una serie de leyes que conducen al encuentro de la viabilidad normativa y fortalecimiento institucional y que estoy seguro serán una parte medular del crecimiento sostenido tan anhelado. La única forma de erradicar la pobreza en nuestro país es generando trabajo pero, sobre todo, logrando mantener el crecimiento estable de nuestro país por arriba del 6% sostenidamente por los próximos 12 años, lograríamos una reducción de la extrema pobreza en un 80% y en la pobreza en un 60%.  La meta no es un año, la meta son 12 años que tenemos que crecer para poder erradicar la pobreza en Guatemala.

Apoyamos proyectos de emprendimiento para los cuales destinamos 2,900 préstamos a propietarios de micro, pequeñas y medianas empresas por un monto de 197 millones de quetzales. De estos créditos, el 42% se otorgó a mujeres empresarias en áreas rurales y urbanas. Hoy es más fácil emprender en este país, especialmente para las mujeres. Pusimos en marcha el Sello Blanco de Combate a la Pobreza para promocionar nuestros productos provenientes de pequeños productores locales en mercados nacionales e internacionales. En 2021, cinco empresas fueron certificadas y para 2022 esperamos incluir a 100 Mypime certificadas con el sello blanco de combate a la pobreza.

El desarrollo económico se consigue únicamente con desarrollo social y humano. En mi gobierno hemos priorizado esto, continuaremos fortaleciendo la red de servicios de salud, seguridad alimentaria y nutricional, vivienda y educación. La educación es de los factores que más influye en el progreso.  Por eso invertimos millones de quetzales en remozamiento de infraestructura educativa a través de las Organizaciones de Padres de Familia, a quienes les doy las gracias por el compromiso de trabajo que hicieron a lo largo del año 2021.

No puedo dejar de mencionar la suspensión de clases presenciales por la pandemia de COVID-19. Sin embargo, el Ministerio de Educación evidencia que, a partir del registro de estudiantes inscritos, la tasa neta de cobertura educativa del 2021 para preprimaria se situó en 62.59%, y para primaria, en 95.03%.

Cabe resaltar que hubo crecimiento de la matricula por más de 134 mil niños y niñas. Pasamos de 2.5 a 2.6 millones de niños en las escuelas entre 2020 y 2021. Es decir, lejos de que hubiera deserción aumentamos el número de presencia de los niños y niñas en nuestras escuelas.

Hicimos la readecuación curricular para dar continuidad a la educación. Impulsamos el programa “Aprendo en casa y en clase” para adaptarnos a la nueva normalidad en la gestión del conocimiento.

Atendimos a más de tres millones de estudiantes en el sistema educativo nacional, con prioridad en el desarrollo de la primera infancia.

Con el programa de alimentación escolar, beneficiamos a 2.6 millones de estudiantes, y aquí quiero hacer un alto, quiero de nuevo reiterar mi agradecimiento al Congreso de la República, por haber hecho que hoy los niños vayan a tener más para poder ser mejor alimentados en las escuelas. ¡Muchas gracias!

Con los programas de apoyo a estudiantes y docentes a través de materiales impresos y didácticos beneficiamos a más de 2 millones de estudiantes, y por primera vez fueron entregados al inicio del ciclo escolar. Se registró la participación de siete mil docentes en el Programa Académico de Desarrollo Profesional Docente PADEP.

Por otro lado, la Política General de Gobierno 2020-2024 estableció como meta la reducción del analfabetismo. En 2021 logramos la inscripción de 131 mil 799 personas en los programas de alfabetización bilingüe. Ampliamos la cobertura del seguro médico escolar para estudiantes de preprimaria y primaria. Atendimos a 1.29 millones de estudiantes de estos niveles, con una inversión superior a los 150 millones de quetzales. Un aporte complementario al sector educativo son las becas y el crédito educativo. El año pasado, 61 mil usuarios acudieron a la Segunda Feria Virtual de Becas, que promueve la especialización de los jóvenes a nivel nacional e internacional, potenciando el capital humano para el trabajo.

Hemos priorizado la construcción de vivienda social con 18 mil beneficiarios con subsidios para vivienda y una inversión que supera los 290 millones de quetzales. La salud es prioritaria para este gobierno. Por eso invertimos en 118 servicios de salud de segundo nivel con intervenciones de construcción, mejoramiento, ampliación y remozamientos en su infraestructura. En 2021 atendimos a más de 1 millón 400 mil mujeres con acciones de prevención de la reducción de la mortalidad materna, con una inversión de 298.64 millones de quetzales.

Atendimos a casi 1 millón 600 mil niños con intervenciones de prevención de la morbilidad y la mortalidad infantil, con una inversión de 45.81 millones de quetzales. Entregamos 3 millones 640 mil 933 kilos de alimentos fortificados, distribuidos en los 22 departamentos para niños comprendidos entre los 6 meses y 5 años de edad, porque hay que luchar contra la desnutrición en este país, un flagelo que hemos tenido a lo largo de nuestra historia. Contribuimos a la seguridad alimentaria con la implementación de casi 94 mil huertos familiares, escolares y otros, a través de los distintos programas del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación para fomentarlos y que de esa manera la gente cuente con lo necesario para su alimentación.

Establecimos un seguro agrícola por riesgo climático, el cual fue anunciado a finales del año pasado, con un presupuesto de 5.5 millones de quetzales, que abarca a más de 6 mil beneficiarios, todos proveedores de la alimentación escolar y que les va a generar una cobertura de hasta 36 millones de quetzales, en casos de sequías o inundaciones. Seguimos luchando contra la pobreza. En 2021 fueron entregadas más 290 mil raciones de alimentos a familias en estado de pobreza extrema, a través del Programa Temporal Alimentario.

Implementamos programas para la erradicación de la pobreza como la Bolsa Social, con la cual más de 120 mil personas han sido beneficiadas, con una inversión de más de 30 millones de quetzales. Un total de 121 mil familias han sido beneficiadas con las transferencias monetarias condicionadas. Entregamos casi 5 millones de raciones alimentarias en 59 comedores sociales que seguiremos expandiendo este año porque queremos seguir asegurándole a las personas más vulnerables que tengan acceso a alimentación en la mayoría de nuestros municipios.

En apoyo de la cultura, establecimos un registro de artistas. Todos ellos recibieron un aporte económico de 3 mil quetzales a través del Programa Apoyarte.  Retomamos el proyecto del Museo Nacional de Arte de Guatemala (MUNAG) para potenciar nuestra cultura. La gobernabilidad y seguridad van siempre de la mano.  Las acciones que implementamos desde la institucionalidad pública contribuyeron a una reducción de la incidencia criminal.Gracias a la coordinación interinstitucional, producción de inteligencia y fortalecimiento del sistema, la tasa de homicidios bajó en un 4.4% hasta 16 por cada 100 mil habitantes en relación con el año previo a la pandemia.

Esto se complementa con la conformación de 316 comisiones municipales de prevención de la violencia, 518 comisiones comunitarias, además de la profesionalización de las fuerzas de seguridad, donde se graduaron mil 512 nuevos agentes y se especializaron 475 agentes de la PNC. Seguimos y seguiremos combatiendo el narcotráfico. Se incautaron 12.8 millones de quetzales en efectivo provenientes de actividades vinculadas a ese ilícito.  Se incautó droga valorada en más de 2 mil millones y bienes confiscados por 628 millones de quetzales en operaciones contra el narcotráfico. Realizamos 11 mil 391 operaciones militares para mantener la integridad del territorio nacional, entre las que se destacan siete mil 52 de forma terrestre, 663 misiones aéreas, y tres mil 676 patrullajes marítimos.

Quiero señalar que hemos alcanzado la cifra récord de 118 días consecutivos sin que nuestro territorio fuera objeto del aterrizaje de aviones con estupefacientes Hemos reforzado con diversidad de maquinaria y equipo al Cuerpo de Ingenieros del Ejército para la construcción de carreteras, la perforación de pozos para que sigamos apoyando a la población guatemalteca, y dentro de esto se logró perforar 1,152 kilómetros por parte de ellos en carreteras terciarias y caminos de herradura. Fortalecimos y seguiremos fortaleciendo a la Fuerza Aérea y al Ejército de Guatemala con equipo para sofocar incendios forestales. Les entregamos equipo para mejorar la movilidad terrestre en cumplimiento de las operaciones de defensa, pero, sobre todo, de ayuda humanitaria. El aumento de 1,500 elementos de tropa permitió mejorar las capacidades del batallón de rescate humanitario.

Incrementamos la capacidad de vigilancia aérea a través de la compra de un avión no tripulado y mediante la adquisición de equipo marítimo para la detección de embarcaciones ilegales. Estamos comprometidos con la transparencia.

Por eso institucionalizamos el Plan de Gobierno Digital en los 14 ministerios de Estado, a través del Programa de Gobierno Electrónico. Además, el Ministerio de Finanzas Públicas abrió ocho portales sobre transparencia fiscal, fideicomisos, préstamos y datos abiertos, para que la gente sepa dónde está su dinero, dónde se invierte su dinero, y pueda resolver cualquier duda. Adicionalmente, se abrió la Ventanilla Única o la Ventanilla Ágil de la Construcción, la que permite disminuir tiempos en el proceso de permisos y favorecer la inversión en ese sector.

En este año, se dio cumplimiento al traslado del situado constitucional a las municipalidades por un monto de 3,124.5 millones de quetzales, además del aporte del IVA Paz a los Consejos de Desarrollo Departamentales que permitió la ejecución de 3,263 proyectos de apoyo al desarrollo local, cifra sin precedentes. Realizamos cuatro giras presidenciales a nivel nacional, con la participación del 95 por ciento de los alcaldes de todo el país. Ellos tuvieron la oportunidad de podernos presentar y dar seguimiento a solicitudes de obras y proyectos. Reitero que 340 municipios fuertes hacen un Estado fuerte y tenemos que apostarle a la descentralización y al municipalismo en este país.

En el ámbito de las relaciones con el mundo, hemos trabajado para mejorar nuestra posición internacional mediante la reconfiguración de nuestra política exterior. Guatemala participó activamente en el 2021 en diferentes espacios multilaterales. Pongo por ejemplo los Estados Unidos, con quien hemos fortalecido las alianzas sobre el tema de seguridad y el combate del crimen transnacional, el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes, la atención integral de la migración irregular, las oportunidades comerciales y económicas, el empleo temporal, la institucionalidad y el estado de derecho, continuaremos trabajando como aliado estratégico.

Este año, hemos colaborado con los Estados Unidos en materia de justicia. Alcanzamos la cifra histórica de captura, judicialización y extradición de 57 personas vnculadas al narcotráfico solo durante el año 2021. Este es un logro sin precedentes y nunca antes visto y me acaban de entregar la primera lista de personas extraditables, porque nos habíamos quedado sin lista y estamos buscando a 10 objetivos que los vamos a localizar y los vamos a mandar. Guatemala tiene que ser un país libre de las drogas, del tránsito de drogas y del consumo de las drogas. Hemos establecido 76 misiones consulares alrededor del mundo: solamente en los Estados Unidos contamos con 23 para atender a nuestros connacionales.

Hemos brindado más de 2 millones de servicios consulares a guatemaltecos residentes en el extranjero, beneficiando especialmente a 114 mil 547 guatemaltecos con la renovación de su estatus temporal para los que llegaron en la infancia, denominado DACA, por sus siglas en inglés. Estas acciones suman a los esfuerzos para reducir la migración irregular. Continuaremos dándoles seguimiento a las estrategias de atención a los migrantes.

Quiero indicarles que deseo presentar mi pésame, como ya lo hice y lo reitero hoy, y me solidarizo con las familias de los compatriotas fallecidos en Chiapas, México. Señores diputados, señoras diputadas, este es el momento de hacer que en Guatemala haya trabajo, este es el momento de hacer que en Guatemala la pobreza se combata trabajando, para que nuestra gente no se vaya, que la gente se quede aquí. Guatemala es un país de oportunidades y tenemos que hacer que esas oportunidades lleguen a todos los guatemaltecos por igual. Ratifico el compromiso de mi gobierno de endurecer en Guatemala las penas de cárcel contra los “coyotes” y los traficantes de personas y de insistir ante Estados Unidos que admita la extradición de este tipo de delincuentes que se enriquecen con la migración irregular y el sufrimiento de las familias, un negocio en Centroamérica que supera los 4 mil millones de dólares.

Quiero informarles y quiero pedirles que me apoyen. El día de hoy a las 9 de la mañana presentamos la iniciativa de ley que permitirá endurecer las penas relacionadas al tráfico ilícito de migrantes. Por lo que les pido que lo consideren de urgencia nacional su pronta aprobación, para que luchemos contra estas malas personas que se dedican a traficar con las necesidades de otros seres humanos. A todos nos ha impactado ver cómo un coyote lanza a un niño de 6 meses desde lo alto de una cerca. Los muros no detienen la migración, por más grandes que los construyan, o se pasan por arriba, o se pasan por abajo. Lo único que detiene la migración son los muros de prosperidad y a nivel internacional hemos hablado para que nos apoyen en la construcción de esos muros de prosperidad. Con las leyes que el honorable Congreso aprobó el año pasado este año vamos a ver más inversión extranjera que la que vimos el año pasado y van a haber más oportunidades de empleo.

Yo les pido que en nombre de esos guatemaltecos que han fallecido tratando de buscar mejores oportunidades en otros países, que han sido explotados, 80 por ciento de las mujeres que buscan llegar a los Estados Unidos son violadas en el camino. En nombre de esas víctimas, porque son víctimas, yo les pido que aprueben esa ley, que endurezcan las penas del coyotaje. En otro tema, en agosto lanzamos la apostilla electrónica en línea. Primer país en Centroamérica que lo hace. Esto coadyuva a la certificación de documentos de forma digital. Hoy los usuarios pueden hacer sus trámites de forma ágil, segura y confiable dentro y fuera del país.

Hemos avanzado en la reactivación económica a través del diseño de la Marca País para atraer inversión extranjera directa y el turismo internacional es prioritario; por ello, hemos extendido la Red de Consejeros Comerciales en 17 países. Guatemala mira al mundo y el mundo mira a Guatemala.

La muestra son las 4 nuevas aerolíneas que están volando al país y 9,632 empresas y actividades turísticas que están debidamente registradas en el INGUAT. En el ámbito de los recursos naturales y de medio ambiente cabe resaltar que se aprobó el reglamento para la gestión integral de los residuos y desechos sólidos comunes; se reactivó el consejo de cambio climático, que estaba abandonado desde hace muchos años; se participó en la 26 Conferencia Internacional de Cambio Climático de Naciones Unidas, logrando  que la región centroamericana sea declarada como una región de alta vulnerabilidad ante los efectos climáticos, porque es injusto que  nosotros que a duras penas como país, como región, aportamos menos de un tercio de uno por ciento de los gases de efecto invernadero seamos los que tragamos todo lo que hacen las naciones industrializadas, como huracanes, como sequías, con depresiones tropicales y con efectos de cambio climático que nos hacen reconstruir el país todos los años. Vamos a mantener el trabajo constante para el saneamiento del Río Motagua, y quiero anunciarles que logramos la plantación y logramos superar los 3 millones de árboles sembrados durante el año 2021 en todo el país.

Honorable pleno del Congreso de la República, pueblo de Guatemala:

Con los resultados alcanzados en el año recién concluido entramos con nuevas esperanzas al 2022, mi gobierno va a seguir profundizando en los esfuerzos para la unión de los guatemaltecos, para que logremos que el país siga creciendo. Esto comenzará con la ejecución de proyectos sociales sin demoras, al disponer de los recursos necesarios que nos provee el Presupuesto General de la Nación que ustedes nos autorizaron, dando así continuidad a los programas y acciones que contribuyen al logro de la Política General de Gobierno. Hemos pasado un año difícil. Esperábamos lo peor. Pero hemos demostrado que Guatemala es más fuerte y que somos resilientes.

Este legado político de haber logrado lo que se logró en materia económica, en material social, no es un logro mío, no es un logro de Gobierno, es un logro de ustedes, es un logro de todos nosotros, trabajando unidos sacamos adelante a Guatemala, divididos no llegamos a ningún lugar.Este es un logro del que todos compartimos o de todos los que compartimos una misma visión: ver una Guatemala unida, pacífica, respetuosa de los derechos humanos, pero especialmente respetuosa de la ley.  Estoy seguro de que Guatemala puede crecer cuando los otros caen. Estoy seguro de que Guatemala siempre se levantará, como nos hemos levantado siempre.

Estoy convencido de que cuando nos unimos, cualquier obstáculo es pequeño.

Señores honorables, diputados y diputadas del Congreso de la República, elevo mi oración a Dios Nuestro Señor para que se derrame sobre ustedes, para que juntos, lejos de confrontar, busquemos la manera de unir los esfuerzos entre el Organismo Ejecutivo, el Organismo Legislativo y las municipalidades del país para que el desarrollo llegue al interior del país cuanto antes y logremos la transformación real de nuestra querida y amada Guatemala.

Que Dios los bendiga, pero especialmente, que Dios bendiga a Guatemala.