El presidente Alejandro Giammattei encabezó la presentación del programa Registro Social de Hogares Sensible al Género, que en una primera fase concentrará acciones en comunidades con elevados índices de pobreza de seis municipios de cinco departamentos de Guatemala.

El mandatario afirmó que la pobreza no se acaba “con soluciones mágicas”, pero si con programas novedosos de asistencia humanitaria y desarrollo que vuelven productivas a comunidades abandonadas, las cuales solo son de interés para autoridades en tiempos electorales.

El Gobierno continúa con las acciones para transformar la realidad nacional con el establecimiento de un sistema de protección mediante el Registro Social de Hogares Sensible al Género, parte fundamental del proyecto de nación para fortalecer la respuesta del Estado en el combate a la pobreza, señaló.

La iniciativa que coordina el Gobierno a través del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) genera una participación multiinstitucional que identifica y asiste de manera directa a las familias y comunidades más necesitadas, con lo que se evita el desperdicio de recursos.

El mandatario expresó su interés en que el próximo año el Registro Social de Hogares Sensible al Género incluya a dos áreas prioritarias de intervención del Gobierno como son la cuenca del Polochic y la Zona de Adyacencia, en la región fronteriza con Belice, donde se pretende cubrir necesidades básicas de salud,
nutrición, saneamiento, inversión y empleo.

El programa, apoyado por las agencias del Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala, que aportarán fondos y asistencia técnica, atenderá de manera prioritaria a sectores de la población altamente  vulnerables como mujeres, indígenas y personas con capacidades especiales.

El ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero, afirmó que el Gobierno del presidente Giammattei “se ha caracterizado no por atacar las consecuencias sino las causas que han generado problemas como la desigualdad, la pobreza, que son rezagos históricos que muchos gobierno han ido heredando al pueblo de Guatemala”.

“Hoy, hay un gobierno que ha tomado esa decisión política de iniciar acciones profundas que abordan verdaderamente los problemas estructurales e históricos que tiene nuestro país, y esto precisamente implica la generación de instrumentos que permitan definir políticas de Estado que trasciendan la temporalidad de un gobierno y que permitan de una vez por todas que Guatemala pueda establecer
procesos, programas y proyectos que realmente puedan sacar de la pobreza a amplios sectores de la población que han vivido marginados”, indicó.

El titular del Mides, dependencia a cargo del programa que se impulsa con las Naciones Unidas y otras organizaciones de cooperación internacional, precisó que el proyecto beneficiará a 124 mil  guatemaltecos de 20 mil hogares de la población más vulnerable.

Rebeca Arias, titular del Sistema de las Naciones Unidas, resaltó que el máximo organismo mundial decidió financiar y apoyar el programa debido al “gran potencial de experiencia exitosa” que tiene como herramienta novedosa y práctica para diseñar y ejecutar acciones efectivas de combate a la pobreza.

“Esta iniciativa contribuirá a fortalecer la respuesta del Estado a la situación de pobreza del país”, señaló la funcionaria, quien reiteró “el compromiso del Sistema de Naciones Unidas de continuar apoyando al Gobierno y lograr que la iniciativa se institucionalice y se convierta en pilar fundamental del sistema de protección social de Guatemala”.

Share Post